Saltar al contenido
MejorPlanta

Pérgolas Baratas

Relajarse a la sombra de una pérgola en las horas más calurosas del día es uno de los mayores placeres de los que podemos disfrutar si tenemos un jardín, un patio o una terraza al aire libre.

Ideales tanto para decorar nuestros exteriores como para protegernos del sol y también nuestros muebles.

Si tienes una pérgola y buscas información sobre algo en concreto te dejamos un índice justo abajo para que puedas navegar fácilmente. Si, por el contrario, estas buscando comprar una pérgola barata queremos que, antes de que te decidas, conozcas los distintos tipos de pérgolas baratas que hemos seleccionado.

¿Qué tipo de Pérgolas hay?

 

Pérgolas de jardín

Desde el punto de vista clásico, las pérgolas de jardín son estructuras que sobresalen de una construcción ya existente, aunque actualmente también podemos encontrar en el mercado multitud de pérgolas baratas desmontables, es decir, que pueden colocarse en cualquier parte para crear una zona adyacente a la piscina o un merendero donde relajarnos y disfrutar cuando llega el buen tiempo.

Incluso podemos encontrar pérgolas para coches que evitan que el vehículo se caliente y esté protegido.

Pérgolas de Pared o Fijas

Las pérgolas de patio fijas, también conocidas como pérgolas de pared, generalmente presentan forma de techo curvado o plano, mientras que las paredes pueden ser libres, quedando sujetas únicamente por unos postes que sirven de apoyo a la estructura.

Pérgolas Cerradas y Cenadores

Pero también podemos encontrar pérgolas baratas cerradas o cenadores que proporcionan mayor intimidad y que pueden usarse incluso en invierno, permitiendo que disfrutemos de nuestro jardín incluso en los días de lluvia y viento.

Gracias a ellas, es posible crear ambientes llenos de encanto con sólo añadir algunas plantas sobre la estructura, como hiedra, vid, brezo o algunas especies de rosales, dando lugar a una decoración con mucha personalidad.

Pérgolas según Material

En cuanto al tipo de materiales, podemos encontrar una gran variedad de ellos de alta calidad. Las más habituales son las pérgolas de madera y las pérgolas de aluminio, que se adaptan perfectamente a cualquier estilo, creando una decoración de lujo.

Pérgolas de Diseño

Pero si las pérgolas rústicas no son tus preferidas, también puedes encontrar pérgolas de diseño con materiales de vanguardia, como el hierro o el cristal, ideales para jardines más modernos.

Además, debes saber que las pérgolas de jardín pueden completarse con toldos enrollables, permitiendo regular la cantidad de sol que quieres que reciba la zona en cada momento, disfrutando así de una agradable sombra en los días calurosos y aprovechando el sol en los días más nubosos.

Pérgolas Bioclimáticas

No obstante, también puedes decantarte por una pérgola bioclimática, que permiten la protección solar inteligente y regular la temperatura de manera natural, evitando además que la zona quede expuesta a las inclemencias del tiempo. Ideales tanto para viviendas particulares como para negocios de hostelería.

Mantenimiento de las Pérgolas

Las pérgolas modernas que se fabrican hoy en día no requieren de un gran mantenimiento, lo que las ha ido convirtiendo en una opción cada vez más demandada. Ya sean de aluminio, PVC o madera, podemos encontrar modelos con propiedades de aislamiento inmejorables.

Os dejamos un video y los productos necesarios para un perfecto mantenimiento de nuestra pérgola:

A continuación os dejamos los producto que nos hacen falta:

Haz click para ver las hidrolimpiadoras.

Dotadas de una gran resistencia gracias al tratamiento especial que reciben para evitar deterioros. Con lo cual, con un mantenimiento periódico sencillo, lograremos que nos duren mucho tiempo.

Las pérgolas de terraza requieren de menos cuidados que otras estructuras. Sus cerramientos laterales tensan el tejido en algunos modelos, haciéndolos más resistentes a los vientos. Los fabricantes desarrollan sistemas de evacuación que ayudan a la mejora del mantenimiento constante.

A protección y el acabado de los materiales con los que se fabrican este tipo de estructuras son clave para protegerlas de los rayos UV, de los cambios climáticos y de otros agentes externos que pueden ocasionar graves daños. Por eso, es indispensable comprar pérgolas de calidad, debidamente certificadas, para aumentar la durabilidad y el tiempo de conservación de la misma.

Y es que este tipo de pérgolas disponen de protectores especiales perfectamente impermeabilizados para mejorar su estado y reducir al mínimo su mantenimiento.

Con algunos cuidados sencillos cada seis meses o una vez al año es más que suficiente para mantener las pérgolas de jardín en buen estado y proporcionarles una larga vida. Para el mantenimiento, es necesario seguir las indicaciones del fabricante, ya que depende mucho de cada tipo de material.

Por ejemplo, en el caso de la madera o el PVC, es recomendable usar aceites o productos como barnices especiales para protegerlas y mantener su color natural. Lo ideal es aplicar lasures una vez al año, un producto que penetra en profundidad en la madera permitiéndole que respire y que se vea más natural.

Y cada tres años es recomendable pintar. Si estás usando lasures, no es necesario lijar ni raspar antes de pintar, ya que se mantendrá protegida.

En el caso de las pérgolas de aluminio o metal, es importante que se lleven a cabo revisiones de manera regular para detectar la aparición de herrumbre en la superficie. Para protegerlas, lo ideal es aplicar una capa antióxida antes de la pintura definitiva.

Si vas a incluir un toldo en tu pérgola de jardín, lo ideal es elegirlo de fibra acrílica, que es la que ofrece mejores resultados de mantenimiento. Además, es un material que aísla muy bien el calor. Pero también son recomendables los toldos de tejidos microperforados, que son muy fáciles de limpiar.

Pérgolas Baratas

Muchas personas se preguntan cuánto cuesta instalar una pérgola de jardín. Lo cierto es que no existe una respuesta exacta para esta cuestión, ya que la gran variedad de modelos y la complejidad de la instalación son factores que influyen mucho en el precio.

No obstante, es precisamente esta variedad la que hace que sea posible comprar pérgolas baratas que se ajusten perfectamente al estilo que estás buscando.

Para que te hagas una idea, el precio medio de instalar una pérgola en una terraza o patio es de 630 euros. Oscilando entre los 300 y los 1.300 euros por la mano de obra. Evidentemente, el precio de la propia pérgola dependerá del modelo elegido.

Y es que hay pérgolas muy económicas, pero también otras que, por sus calidades y materiales, presentan un coste mucho más elevado.

No es lo mismo instalar una pérgola de obra que una pérgola prefabricada. Y también debemos tener en cuenta que, aunque las pérgolas a medida son una de las mejores opciones para adaptar el diseño al espacio disponible, no son tan baratas.

Por otro lado, debemos añadir el precio de la cubierta si queremos incluirla en nuestra pérgola. La opción más económica y sencilla es la lona, que proporciona una buena protección contra los rayos solares.

No obstante, la madera, el aluminio y el cañizo son buenas opciones para aquellos que quieran disfrutar de este espacio incluso si llueve. El único inconveniente es que las que son fijas limitan el paso de la luz en ciertos casos.

Características de las Pérgolas

Las pérgolas para jardines tienen como principal finalidad proporcionar sombra en los exteriores de nuestra vivienda. Por eso, los materiales con los que se fabrican son muy resistentes y consiguen aguantar perfectamente las adversidades climáticas del exterior.

No obstante, es importante tener en cuenta las condiciones climáticas del lugar en el que vivimos y del lugar donde la vamos a colocar para que dure el mayor tiempo posible.

Pero, sin importar el material del que estén fabricadas las pérgolas, debes saber que siempre reciben un tratamiento para resistir la nieve, el viento y la lluvia. Y su estructura está especialmente diseñada para quedarse en el mismo lugar sin moverse un sólo centímetros durante muchos años.

Montaje de las Pérgolas

Las pérgolas de jardín o terraza, por lo general, se instalan en pocas horas. Aunque depende mucho de su tamaño y de su complejidad. Y es que no es lo mismo instalar una gran pérgola de madera con un toldo que una pérgola plegable de lona.

Hay que tener en cuenta que la realización de un proyecto completamente a medida es bastante complicado, ya que requiere de diseñar planos rigurosos para definir los cortes de los postes que son los que proporcionarán la inclinación de la cubierta.

Además, para el montaje de una pérgola se necesitan al menos dos profesionales, siendo el número ideal tres personas, ya que de esta manera se aseguran las manipulaciones, teniendo en cuenta que hay que mover vigas de madera o estructuras de varios metros de largo.

Un trabajo físico y laborioso que requiere de marcar el suelo, preparar y fijar los postes, instalar las vigas, colocar los travesaños, fijar los tornapuntas con travesaños y colocar la cubierta.

Además, de herramientas concretas como sierra de calar, serrucho, brocas, llave fija para tornillos, taladro atornillados, metro, lijadora, nivel y escuadra.

Te puede interesar si tienes una Pérgola

A la hora de cubrir el techo o los laterales de las pérgolas de jardín, podemos encontrar numerosas opciones de techos, cortinas y toldos.

Para decir cuál es la mejor opción, lo primero que debes hacer es calcular la proyección del sol sobre tu espacio exterior y la estética que quieras darle al conjunto.

Podemos encontrar desde recubrimientos rectangulares, circulares o cuadrados a otros más originales hechos completamente a medida.

La madera, el brezo, el cañizo, el bambú, los toldos de tela o las cubierta de vidrio suelen ser las opciones más demandadas.

¿De qué nos Protege una Pérgola?

Una pérgola para ático, jardín o patio ofrece una excelente protección ante las adversidades climáticas, como el viento, el sol y la lluvia. Pero también te ayudará a regular el nivel de iluminación y la temperatura del interior en las horas de más calor.
Las mejores pergolas

Por otro lado, debes saber que las pérgolas modernas permiten proteger los muros de la vivienda del sobrecalentamiento y del aumento de temperatura en el interior, haciendo que la vivienda sea más fresca. Sobre todo si colocamos en ellas un toldo o plantas.

La vegetación ayuda a absorber el calor y la luz mediante la fotosíntesis. Y los toldos permiten redirigir los rayos solares para que no incidan directamente sobre las paredes.

Las Pergolas y su Relación con las Plantas

Para aquellas personas a las que les gustan las plantas delicadas, como las flores o las vides, comprar pérgolas de jardín es imprescindible, ya que este tipo de estructuras son ideales para cultivar tanto plantas trepadoras como rastreras con total control y seguridad.

Una pérgola facilita el control del crecimiento de las flores, los frutos y el cultivo, y su mantenimiento. Pero también nos permite detectar plagas y enfermedades y tratarlas con mayor facilidad, factores que tienden a complicarse cuando se deja crecer plantas de este tipo en el suelo o en muros funcionales.

Las Pérgolas evitan el Deterioro de nuestros Muebles

Las pérgolas son perfectas para ayudarnos a proteger nuestros muebles de jardín.
Tienes que tener en cuenta que la humedad de la lluvia y la radiación solar son los elementos que más contribuyen al deterioro de nuestros muebles, independientemente del material en el que estén fabricados o el esmerado y costoso mantenimiento que les hagamos.

Una pérgola de jardín cubierta de vegetación o con un toldo especial nos ayudará a aumentar considerablemente la vida útil de nuestros muebles de exterior.

¿Dónde puedo colocar la Pérgola?

Las pérgolas adosadas a la pared son una de las opciones más populares entre los propietarios de jardín, ya que es la propia pared de la vivienda o un muro del patio el que actúa como soporte de la estructura.

Pero también porque si dan a una puerta de acceso a la casa, ayudan a protegerla del calor en los meses de verano.

No obstante, también podemos colocar nuestra pérgola en el centro del jardín si queremos darle un toque más romántico y disfrutar de las vistas de nuestros árboles y plantas. Una magnífica opción también para aquellos que tengan piscina, ya que pueden usarla para colocar debajo las hamacas y disfrutar de la sombrea mientras vigilan a los niños.

Si no tienes jardín, no te preocupes, ya que las pérgolas también pueden instalarse en patios, terrazas o, incluso, en balcones. No importa el espacio que tengas. En el mercado existen actualmente multitud de modelos que pueden adaptarse perfectamente a las medidas del lugar donde quieras colocarla.

Última actualización el 2021-06-15 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

error: El contenido está protegido !!