Saltar al contenido
MejorPlanta

Cactus y Crasas

Este 2018 los cactus y crasas estarán por todos lados. El cactus llega pisando fuerte en la decoración este año. Sin duda, son una de las mayores tendencias del momento, que podemos observar hasta en figuras decorativas, ropa o papeles para la pared.

  • decorando la casa con cactus

Planta CactusDecorando con cactus

Y es que, por su fácil cuidado y su capacidad de mantenerse siempre verdes, los amantes de la decoración y de las plantas, pueden llegar a convertirse en adictos a ellos.

Son perfectos para cualquier rincón de casa, como planta, o como elemento decorativo ya que sólo necesitan luminosidad.

¿Qué son los cactus?

Tenemos que empezar sabiendo qué son los cactus, las crasas y las suculentas… ¿son realmente distintos?

Diferencia entre cactus, crasas y suculentas

Según la ciencia botánica… no. Y es que, cactus y crasas son de la familia de las suculentas, siendo variadas por la zona en la que crecen y evolucionando según sus necesidades de supervivencia.

diferencia cactus y crasasLos cactus, por sus lugares de procedencia desérticos, se han transformado en unas plantas con hojas en forma de espina, para guardar sus propias reservas de agua, que se encuentran en el tronco. Además, aunque suene impresionante, estas espinas no solo los protegen del sol, sino que las ayudan a no deshidratarse y captar gotas del agua del rocío de la madrugada. ¡El resultado actual de la evolución han sido más de 15 géneros con 73 especies de cactus!

 

como regar los cactusEn cuanto a almacenaje de agua, el premio se lo llevan las crasas: con solo presionar sus hojas, podrás sentir sus reservas de agua. A diferencia de los cactus, estas guardan el agua en sus hojas, y pueden verse más o menos dilatadas según el riego que demos a la planta. El ejemplo más claro de crasa es el aloe vera, con las hojas características de la especie de Suculentas.

Aunque suene extraño, todas las especies dentro de las Suculentas, funcionan genial en jardines en zonas rocosas o con bajo consumo de agua. El truco secreto de los cactus y las crasas es su raíz, que les permite adaptarse a cualquier medio, aunque debemos saber que su floración no dura demasiado.

composiciones de decoracion con cactusOtra ventaja de esta gran familia es la versatilidad decorativa, ya que podemos crear composiciones muy llamativas y preciosas, gracias a sus distintos colores y cuerpos.

Aunque hablemos de la misma especie, cada tipo de cactus tiene sus peculiaridades que lo hacen único,todos ellos comparten unos cuidados generales pero sería conveniente que cuando adquieras uno en concreto te aseguraras de sus cuidados específicos.

decorar con cactus

A continuación te nombraremos los tipos de cactus más populares:

Tipos de Cactus y Crasas: Los más populares de la familia

Aunque hablemos de la misma especie, cada tipo de cactus o crasa tiene sus peculiaridades que los hacen únicos,todos ellos comparten unos cuidados generales pero sería conveniente que cuando adquieras uno en concreto te aseguraras de sus cuidados específicos. A continuación te nombraremos los tipos de cactus y crasas más populares:

Cuidados generales de cactus y crasas

¿Cómo cuido a mi cactus o crasa?

Como hemos comentado anteriormente, cada especie tiene unos cuidados específicos, pero siendo todos de la mismas familias existen unos cuidados generales que podrás aplicar con todas ellos.

¿Cuánta agua necesita mi cactus?

Cuando desaparece el peligro de sufrir heladas y la planta comienza a brotar, más o menos a principios de la primavera, debemos regar con frecuencia (cada 10 días más o menos). Podemos aumentar progresivamente hasta los meses calurosos, cuando regaremos cada 5-7 días.

De la misma forma que aumentamos el riego cuando llega el calor, debemos disminuirlo con la llegada del otoño, haciéndolo cada 8-10 días y bajando progresivamente hasta llegar a regarla cada 20 días, más o menos, en invierno. En temperaturas por debajo de los 10º, no deberemos regar nuestro cactus, ya que podría podrirse.

Como dato extra, recomendamos dar un buen riego que moje todo el suelo de la planta, antes que darle varios riegos que no lleguen bien a las raíces, y debemos dejar secar la tierra entre cada riego.

¿Cuál es la temperatura ideal para mi cactus?

En invierno, debemos mantener nuestros cactus en habitaciones frescas, ya que si las exponemos a temperaturas mayores de 20º, detendremos el reposo invernal. Por otra parte, no suelen soportar temperaturas inferiores a los 7º, y un dato a tener muy en cuenta es que no pueden coexistir humedad y frío en el ambiente o suelo que rodea al cactus.

¿Debe darle el sol directo a mi cactus?

Aunque necesitan mucha luminosidad, los cactus no llevan bien que los rayos de sol incidan sobre ellos directamente.

Por lo general, las especies con espinas fuertes o con pelos, requieren sol directo y pleno; pero, las crasas o las especies con pocas espinas, necesitan luminosidad pero con cierta sombra, más artificial. La ventilación es esencial también para estas.

Recomendaciones para cuidar tu cactus

¿Con qué sustratos y fertilizantes crecerán mejor mis cactus?

Aunque los cactus crecen y soportan suelos desérticos, cultivándolos en una tierra nutrida, obtendremos una planta más vigorosa y florecida, mucho más espectacular. El sustrato general para los cactus debe ser de moderada riqueza de nutrientes, de mediana retención de humedad, poroso y con un pH lo más cercano posible a 6.

En el mercado hay tierras para cactus preparadas con todas estas características, también podemos encontrar fertilizantes para cactus.

Te dejamos las mejores ofertas de sustratos para cactus:

¿Cuando transplantar mi cactus?

La mejor época para el trasplante de los cactus es la primavera, ya que durante el invierno, podemos frenar su brotación. Deberemos esperar entre 3 días y una semana para regar después de trasplantarla.

Para saber cuando hacerlo, debemos observar si la planta adquiere un color extraño, la raíces salen por los agujeros de drenaje o deja de crecer y, la nueva maceta, debe ser mayor que la anterior. Siempre será mejor una maceta de barro con una capa de drenaje en el fondo (gravilla o tierra volcánica, por ejemplo) y una capa de sustrato para cactus encima.
Después de esto, introduciremos el cepellón y rellenaremos los huecos con más tierra. También podemos poner otra capa del material usado como drenaje en la superficie como decoración.

La mejor idea para decorar. Maceteros para cactus

Otra de las preguntas frecuentes es ¿Donde crecerá mejor mi cactus? Estás de enhorabuena porque las macetas vienen en todo tipo de estilos y están hechas de muy distintos materiales.
Las mejores macetas para cactus suelen ser de cerámica pero se utilizan muchos materiales como el plástico y la arcilla o cerámica (esmaltados o sin esmaltar). Los cactus y las suculentas pueden cultivarse con éxito en macetas hechas de cualquier tipo de material, y elegir una sobre la otra es generalmente una cuestión más de gusto personal.

Sin importar el material de la maceta, lo que sí debes tener en cuenta es que el drenaje sea bueno. Es muy difícil, si no imposible, cultivar exitosamente un cactus o una planta suculenta en un recipiente que carece de orificios de drenaje. Si encuentras un bote que es perfecto en todos los aspectos excepto pero no dispone de agujeros de drenaje, los puedes taladra tu mismo.

Estilos de macetas: si sabes la especie de cactus o de suculentas que tienes, puede hacer una mejor elección en cuanto al estilo de maceta que quieres. Por ejemplo, muchas especies de cactus tienen raíces fibrosas que permanecen cerca de la superficie del suelo. Para tal planta no tiene ningún sentido una maceta estrecha y profunda; una maceta poco profunda con un diámetro relativamente grande se adaptaría mucho mejor. Muchos cactus y suculentas, tienen un sistema de raíz tuberoso, profundo y masivo debajo de la tierra y requieren una maceta adecuada a ese sistema de raíces.

Ver mejores ofertas

¿Ya tienes tu cactus y no sabes donde ponerlo? Decorar con cactus

El cactus es una planta versátil que te dará un montón de oportunidades de usarlo como decoración, podemos encontrarlo en gran variedad de colores o formas, especies, tamaños y volúmenes. Esto nos permitirá hacer composiciones sin miedo, decorando cualquier rincón del hogar de forma muy original.

Si tan solo quieres dar un toque sutil, tu mejor opción, sin duda, son los mini-cactus; puedes poner varios en una balda, combinando distintos tipos y distintas macetas, o mezclar distintas clases o cactus de diferentes colores y usarlo como decoración para una estantería o una mesa a la que quieres darle originalidad.

Otra opción, para quienes buscan algo más espectacular, es combinar cactus de distintos tamaños, poniendo tantos como quieras, pero mezclando diferentes colores, alturas o tamaños.
Por otro lado, estas plantas han alejado los mitos y las supersticiones, ya que solía decirse que daban mala suerte. Sin embargo, con los años hemos podido ver que son una gran herramienta para la decoración de interiores, por su belleza y geometría, siendo fáciles de cuidar; además de aportar estilo a nuestra casa.

Si eres de los más supersticiosos y quieres seguir los consejos del Feng shui un lugar donde no debería faltar un cactus es enfrentado a la puerta de entrada principal. Otras opciones, más positivas en cuanto al efecto de la energía que emanan los cactus, es colocarlos en el exterior de tu casa para que con sus espinas te “proteja” de todo lo malo que te pueda afectar, o en tu lugar de trabajo, ya que son sinónimo de éxito y crecimiento, seguro van a atraer cosas positivas. Por otra parte, se cree que al colocarlos cerca de un ordenador, reducen el efecto de los campos electromagnéticos.

Sintomas y problemas más habituales en Cactus y Crasas

Las suculentas  y los cactus cactus  son, sin duda, un tipo de plantas muy resistentes. Sin embargo, también tienen problemas. Los pulgones, caracoles, babosas y nemátodos son algunos de los invitados que pueden dejar huella en tu colección.

A continuación algunas de las más comunes plagas que se dan en cactus y otras plantas suculentas.

Plagas más comunes de cactus y crasas

La Cochinilla Algodonosa la gran enemiga: ¿Cómo se si mi cactus tiene cochinilla?

Ningún texto sobre cuidados básicos de los cactus estaría completo sin hablar de las plagas, y sobretodo no estaría completo si no habláramos de nuestro pequeño amigo, la cochinilla. Las cochinillas son las más populares, son pequeños insectos de aproximadamente 0,1 pulgada (3mm) de longitud, que se cubren ellos mismos bajo una cubierta algodonosa de forma ovalada.

Es la presencia de estas masas algodonosas, lo que indica el hecho de que están siendo invadidas por el insecto. Las cochinillas viven toda su vida adulta dentro de sus fortalezas algodonosas, se montan un comedor perfecto que se nutre de la savia de la planta. Una planta infestada con piojos harinosos suele dejar de crecer, se debilita y a menudo eventualmente sucumbe a la putrefacción.

Las cubiertas algodonosas de las cochinillas las protegen de los depredadores y del contacto con los plaguicidas. Las infestaciones leves pueden ser manejadas frotando las zonas con un algodón empapado en alcohol. El alcohol disuelve la cubierta, dejándolos indefensos. Los insecticidas sistémicos a menudo se utilizan para controlar los ataques de las cochinillas.

Ser siempre ingeniosos, las cochinillas también pueden atacar las raíces de las plantas, en cuyo caso se llaman “cochinillas de raíz”. Si no ves señales de plaga en una planta que parece enfermiza, las cochinillas de raíz podrían ser las culpables.
¿Y cómo me deshago de la cochinilla?
Para eliminarlas, debes lavar la tierra de bichos tanto como te sea posible, sumergir las raíces en un insecticida y replantarlas.

Los Ácaros o Arañas Rojas

Son unas arañas rojas, unos bichos muy pequeños que son casi invisibles a la vista. Estas plagas se encuentran a menudo entre telarañas blanquecinas, que se sitúan a menudo cerca de la superficie de la planta. Cenan de la savia de la planta. Las plantas infectadas desarrollan a menudo manchas amarillentas que más tarde pasan a un color marrón oxidado. Las plantas débiles son susceptibles a infecciones, ya sean virales, bacterianas o micóticas.

La araña roja odia ser mojada.

Los ácaros no son insectos, los insecticidas a menudo tienen poco efecto en ellos. Sin embargo, se recomienda el uso de un acaricida.

Escamas

La escamas son insectos del tamaño de la cabeza de un alfiler que aparecen como manchas marrones. Las cáscaras son realmente duras y cubren al insecto para protegerlo. Como muchos otros insectos, cenan la savia de la planta. Los brotes a gran escala pueden ser tratados de manera similar a las infestaciones de cochinilla.

Hongo mosquito

Los mosquitos de los hongos suelen ser una molestia más que un problema. Cuando están presentes, son pequeñas moscas negras que pueden verse a menudo en y alrededor de la superficie del suelo. En algunos casos, sobre todo cuando se trata de plántulas, sus larvas pueden causar daños e incluso la pérdida de la planta. Muchos aficionados informan que los mosquitos de los hongos son más comunes en suelos de turba.

Curiosidades y mitos de los cactus

Las radiaciones del ordenador y el cactus: existen bacterias y otros organismos sobre el cactus, que resultan resistentes a la radiación, pero no las absorben. No se ha demostrado que haya organismos que neutralicen, absorban, o siquiera atraigan las radiaciones… así que, funcionaría igual que poner una hoja entre tú y tu ordenador.

En el desierto, los cactus,  pueden salvarte la vida: solo existe un tipo de cactus con agua apta para que un humano la consuma: la opuntia. Aunque puedes hacer un hoyo en la columna de cualquier cactus y obtener agua de ellos, la mayoría suelen ser venenosos.

Podemos usar sus espinas como agujas para suturar: cierto! Siempre que hayan sido esterilizadas antes, claro.
Sus raíces son muy largas: es cierto que tienen un sistema de raíces complejo. Mientras algunas pueden llegar a los 2 metros de profundidad, otras no llegan a los 10 centímetros. Esto va en función del diámetro del suelo, ya que se desarrollan para poder llegar a absorber todo el agua y nutrientes posibles.