Saltar al contenido
MejorPlanta

Maceteros y macetas pequeños

¿Para qué tipo de plantas se recomiendan macetas pequeñas?

Bien, las macetas pequeñas, las utilizaremos para aquellas especies de plantas cuyo tamaño no llegue a alcanzar grandes dimensiones. Por lo general, las macetas pequeñas están destinadas a utilizarse en mayor medida para el interior de la casa, debido al poco espacio que ocupan, son ideales para colocarlas en cualquier lugar.

Hay que tener en cuenta que, dentro de la gama de macetas de pequeño tamaño, habrá distintas medidas de éstas. Por tanto, no será lo mismo una maceta pequeña para un cactus injertado, que para un culantrillo.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de comprar una maceta pequeña?

Deberás tener en cuenta qué condiciones es capaz de soportar, además de la fragilidad y dónde piensas colocarlas.

Lo recomendable sería colocarlas en un sitio a la vista, pero fuera del alcance. De esta forma, evitaremos posibles desplazamientos o caídas indeseadas, ya que pesan muy poco y pueden ser movidas con demasiada facilidad.
Otro factor que debemos saber es que no todas las macetas pequeñas sirven para todas las plantas pequeñas.

Podemos encontrarnos con minimacetas, por ejemplo, para los cactus injertados. También hay macetas pequeñas de mayor anchura que altura, típicas de los bonsáis. Y otras, que son pequeñas pero no mini, donde podríamos cultivar la Hierbabuena.

Además de todo esto, es importante saber que una planta, por pequeña que sea, necesita la misma atención que la más grande de toda la flora. Es más, es posible que muchas de ellas necesiten unos cuidados muy específicos que deberán llevarse a cabo con el mayor tacto posible. No hay que olvidarse de que se tratan de especies por lo general frágiles y necesitan ser mimadas para que duren lo máximo posible y tengan un crecimiento saludable.

Para las plantas más pequeñas, lo ideal sería regarlas con algún instrumento que controle la cantidad de agua que suelta, para evitar posibles excesos y ahogar a la planta. Es importante que toquemos la tierra de cada una de las plantas de interior cuando reguemos para comprobar que se encuentre húmeda, pero no ahogada.

¿Qué maceta pequeña debo elegir para mi planta?

Como ya sabemos, irá dependiendo del tamaño de la especie. Debemos fijarnos, como en todo caso a la hora de elegir la maceta correcta, qué cantidad de raíces echará la planta y con qué fuerza. También debemos ver la frondosidad y el tallo, así como su dureza y altura.

¿De qué material debe ser mi maceta pequeña?

Las macetas pequeñas las podemos encontrar de cualquier material. Nuevamente, elegiremos aquella que se adapte mejor a las condiciones de la planta en cuanto a luz y agua necesiten.

Si por ejemplo queremos incluir plantas aromáticas en nuestra cocina, una buena idea sería colocar pequeñas macetas en grupillo, jugando con el material y los colores, para dar un toque original al entorno. O también, colocarlas en líneas en macetas idénticas para seguir un orden, dando un toque más profesional.

Las combinaciones que podemos hacer con ellas son innumerables.

De igual forma que en las macetas grandes, debemos tener cuidado si nuestra planta va a estar expuesta al sol o a la humedad, ya que entonces, sí deberíamos prestar atención a cuál es el material más adecuado para cada tipo.

¿Dónde debo colocar mi macetero pequeño?

Como ya hemos dicho, sirven para colocarlas en cualquier lugar de nuestra casa, ya que ocupan un espacio mínimo y, además, aportan muchísimos beneficios con su presencia.
Tener plantas de interior es algo que todo el mundo debería hacer. Tanto en cualquier habitación como en la cocina, pues desprenden armonía, purificar el aire y atrapar los insectos, así como poderlas usar como condimentos y como un ambientador natural.

Si por ejemplo lo que queremos es dar color y vida a la casa, hay especies como son la Ludisia o la Ginura que tienen hojas llenas que resaltan por sus tonos burdeos y púrpura respectivamente. La Saintpaula también destaca por sus colores rosa fucsia llamativos y además es considerada una aliada para combatir la sensación de angustia.

También hay plantas aromáticas, como son el caso de la Lavanda o el Tomillo, que aportan un aroma increíblemente apetecible para el olfato de cualquiera. Además, sus hojas y sus flores de colores proporcionan nuevamente color y carisma al ambiente.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.