Saltar al contenido
MejorPlanta

Macetas de plástico

Las macetas de plástico son ideales para cualquier rincón. Ya sea dentro o fuera de la casa, siempre encontrarás un huequito para ellas. En la jerarquía de las macetas, las macetas de plástico ocupan un buen puesto en el rango de los beneficios.

plastico macetas

¿Para qué tipo de plantas se recomiendan las macetas de plástico?

Este tipo de macetas suelen presentar una gran variedad de tamaños y formas, por lo que son muchas las plantas las que se pueden adaptar a éstas.

Tienen gran resistencia, mantienen la humedad y su peso es ligero, podrás colocarlas en el exterior de tu casa y también son ideales para el interior, las podrás encontrar en multitud de colores o diseños y en el tamaño que mejor se ajuste a tus plantas.

Mejores ofertas de macetas de plástico

¿Cuáles son los beneficios de las macetas de plástico?

Bueno, como ya sabemos, se trata de un material ligero, amoldable y resistente al mismo tiempo.
En la jardinería, las macetas de plástico suelen ser muy demandadas, por lo que en el mercado podremos encontrar una amplia gama de éstas, desde los tamaños más insignificantes, hasta otras de grandes dimensiones, así como todos los colores que podamos imaginar y distintos modelos de diseño en cuanto a su forma.

Si estas buscando comprar un macetero de plástico te dejamos algunas sugerencias:

Ver más maceteros en Amazon

Una de las características más importante que posee este tipo de macetas es su gran durabilidad, pues es un material difícil de romper, por lo que abre muchas puertas a la hora de ser elegida para nuestras plantas.

macetas de plastico

Beneficios de las macetas de plástico

Pero también, muestra otros tantos beneficios que están directamente relacionados con el material con el que están fabricadas, unos cuántos de ellos son los siguientes:

1. Gracias a su resistencia, podremos colocarlas en lugares muy visibles e incluso al alcance de la mano.

2. Pueden ser perforadas para mejorar el drenaje sin preocupación de que se creen grietas.

3. Si hay peques por la casa, podrán ayudar a cuidarlas o incluso plantar sus primeras semillas.

4. Son ideales para las plantas que necesiten humedad, ya que la retienen muy bien.

5. Su precio suele ser más económico respecto al de otro tipo de macetas.

6. Se podrá elegir el modelo de la maceta de plástico que más nos guste o se asemeje a nuestras necesidades, debido a que existen una multitud de diseños, colores y tamaños.

7. Hay algunas macetas de plástico que son imitación del vidrio, mármol, madera, piedra o barro, lo que dará un toque especial a nuestro entorno sin salirnos del presupuesto ni de los beneficios del plástico.

8. Podrán ser pintadas o modificadas por nosotros mismos, para darle la esencia que queramos.

9. Las podremos encontrar en la mayoría de las tiendas de jardinería, debido a su gran volumen de ventas y demanda.

10. También podremos fabricar las macetas de plástico artesanalmente con material que tengamos por casa, son fáciles de hacer y hay videos tutoriales en Internet. Esta es una buena opción si usamos la jardinería como juego de entretenimiento de manualidades para los niños.

11. Podemos encontrar diferentes tipos de tamaño como los maceteros grandes.

macetas plastico

Como todo, las macetas de plástico también tienen sus contras o desventajas, ni muy lejos superan a los beneficios, pero siempre es importante saberlos y tenerlos en cuenta para estar totalmente seguros a la hora de comprar la casa de nuestras plantas, como siempre decimos, hay que indagar en todos los aspectos antes de comprar.
Aquí os dejamos las desventajas que suelen presentar este tipo de macetas:

1. El plástico no aguanta muy bien el calor si se expone durante mucho tiempo al Sol. Además, si se trata de una maceta muy barata, lo más probable es que el plástico utilizado sea de baja calidad, por lo que incitará al desgaste tanto del material como del color de la maceta, que irá perdiendo su tonalidad y, además, puede que la planta se seque.

2. Aunque normalmente suelen tener un buen formato de diseño, muchas veces los diseños de imitación (como ya citábamos al vidrio, madera, mármol…) suelen ser descarados y se nota, por lo que habrá que replantearse si comprar una maceta de material “artificial” pero a bajo coste, o una maceta de ese material, pero real y a mayor precio.

3. Hay que decir que, son resistentes y tienen larga durabilidad, pero no tanta como una maceta de un buen material (siempre y cuando se le dé a ésta última un buen cuidado, pues las macetas de gran calidad suelen ser de materiales quebradizos y se rompen con mayor facilidad).