Saltar al contenido
MejorPlanta

Macetas de madera

En esta sección hablaremos sobre los maceteros de madera, elegantes por excelencia, son los más aconsejables para plantar pequeños huertos, grandes plantas y mini cultivos de diversas especies.

¿Para qué tipo de plantas se recomiendan las macetas de madera?

Los maceteros de madera, como ya decimos, suelen situarse en los lugares del exterior y sus principales usos se atañen al cultivo de plantas de gran tamaño y de especies con fines para la salud. (Esto no quita que podamos plantar otro tipo de especies).

macetas madera

Mejores ofertas de macetas o maceteros de madera

Si quieres comprar macetas de madera te dejamos algunas sugerencias:

Ver más en Amazon

¿Cuáles son los beneficios de los maceteros de madera?

Estos maceteros ofrecen multitud de ventajas para nuestras plantas. Por un lado, a pesar de que están hechos de un material muy resistente, suelen ser más ligeros que aquellas macetas fabricadas con barro, terracota, cerámica, piedra o mármol.

Además, la mayoría de ellos se venden una vez hayan sido previamente tratados, con productos o resinas impermeables, que protegen el material evitando posibles desperfectos futuros o la putrefacción de la madera.

Por general, el tamaño de los de madera suelen ser maceteros grandes, por eso mismo, son ideales para el exterior.

Aportan al entorno mucha calidez con la tonalidad que proyectan y, además, transmiten elegancia.

Si estás buscando darle a tu hogar un toque rústico, lo mejor es que combines la vegetación de tu casa con macetas de madera o piedra. ¡No podéis imaginar lo bien queda!

maceteros de madera

Dentro de los maceteros de madera, encontraremos diferentes tipos.

Maceteros de madera resistente

O lo que viene a referirse, madera de calidad. La tonalidad de éstas suele ser oscura (también hay algunas que son claras) y, las ventajas que poseen son muchas.
Por un lado, suelen tolerar muy bien los cambios climáticos (siempre y cuando hayan sido previamente tratadas para ello). Son muy eficaces para soportar la humedad y favorecen la calidad de vida de las plantas.

Transportarlas de un lugar a otro no es complicado, pues a pesar de su gran dureza, son ligeras de peso, esto es una gran ventaja si eres un aliado del Feng Shui y te gusta alternar la combinación de los muebles de casa de vez en cuando.

Por sus tonalidades, la sensación de elegancia no deja de estar presente en todo momento. Con estos maceteros de madera no sólo aportarás una larga vida a tus plantas, sino que, además, estarás vistiendo de gala el exterior de tu casa.

A pesar de su fácil movilidad, muchas veces, suelen venir con ruedines incorporados, o incluso hay maceteros con forma de carretilla, de igual forma muy originales.

Como suele ser madera tratada de antemano, el cuidado de estas macetas de madera se resume a casi nulo. Eso sí, no viene nada mal tener siempre un producto de tratado para la madera, así nos aseguraremos al 100% una larga vida de este producto.

La Teca, el Roble, el Nogal, la Secuoya, el Haya o el Abedul son algunos ejemplos de madera dura o semidura.
Podrás encontrar maceteros de todas estas clases de madera y además, otros tipos de mobiliarios, como muebles exteriores de jardín para tener el exterior completamente a juego.

Maceteros de madera blanda

Aunque hemos atañido el concepto de calidad a la madera resistente, no quiere decir, que la madera blanda no lo sea. Pero sí es cierto que, por sus características, este tipo de material suele ser menos resistente, por ende, es lógico que si es más débil tenga menos durabilidad.

De ahí que el precio de las macetas de madera de este tipo sea siempre inferior.

Normalmente, el color de la madera blanda suele ser más claro y es menos pesada que la madera dura.

Este tipo de macetas sería más recomendable usarlas en el interior del hogar, así estaremos evitando exponerlas a cambios de temperaturas que pueden estropearla de manera innecesaria.

Una buena forma de conseguir que la madera blanda perdure en el tiempo es cubriéndolas con pinturas protectoras o barnices. Así evitaremos la pérdida de calidad y evitaremos posibles humedades o focos de hongos.

El Abeto, la Caoba, el Pino, el Chopo o la Balsa, son algunos ejemplos de maderas catalogadas como blandas.

Te recomendamos que este tipo de maderas las uses para macetas de pequeño tamaño y plantas de interior.

¡El exterior y las plantas de gran volumen te agradecerán que te decantes por un macetero de madera resistente!