Saltar al contenido
MejorPlanta

Macetas de exterior

Para qué mentir, nos encanta la jardinería y hablaremos sobre las macetas de exterior. No hay nada más complaciente que ver nuestro jardín lleno de plantas y flores hermosas. Pero claro está, no todo debe ser la vegetación. También es muy importante dónde la colocamos.

En este apartado hablaremos de las macetas de exterior y de qué materiales podemos encontrarlas para que os hagáis una idea de cuáles son las macetas de exterior más recomendables para vuestras plantas de exterior o jardín.

¿Para qué tipo de plantas se recomiendan las macetas de exterior?

Este tipo de macetas, normalmente de tamaño medio o grande, se usan para los exteriores de las casas o los jardines, por común, están adaptadas para plantas que van a alcanzar grandes dimensiones en volumen o altura. Pero eso no quita que también haya macetas de menor tamaño aptas para el exterior.

macetas exterior

¿Qué tipos de macetas de exterior hay?

Las macetas de exterior más comunes son aquellas que, por lo general, están construidas a base de materiales fuertes, rígidos y resistentes a los cambios climáticos o cualquier adversidad externa.

Si estas interesado en comprar macetas para tu jardín te dejamos algunas sugerencias.

Ver más maceteros en Amazon

Las macetas de barro o terracota, como ya comentábamos en la sección de macetas de interior, se tratan de uno de los modelos más típicos. Pueden situarse sobre el suelo o sobre un soporte especial para que queden flotante. Soportan mucho peso, por lo que podrás plantar especies de grandes raíces con abundante tierra.

Hay que tener precaución de dónde las colocamos pues una larga exposición al Sol puede secar la planta por la gran facilidad que tiene este material de absorber el calor.

Las macetas de piedra, originales y sofisticadas suelen ser las preferidas por los más detallistas, sus modelos y formas, con diseños tallados hacen de este tipo de macetas que sean las más elegantes para el exterior por excelencia.

A éstas le siguen las macetas de hormigón en lo que se refiere a las macetas de grandes dimensiones que existen de éstas, en unos colores neutros que transmiten seriedad y sus formas geométricas que aportan una gran sensación de orden y espacio.

Aunque suelen ser muy pesadas, lo recomendable es moverlas con ayuda de algún soporte especial.

Otros tipos de macetas de exterior

También podemos encontrar macetas de madera, hay multitud de clases distintas dentro de este tipo, pues todo dependerá de la madera que la componga. Lo más recomendable sería que se tratase de una madera dura y resistente a la intemperie. Las maderas de este calibre suelen tener tonalidades más oscuras que las maderas de menor calidad o blandas.

Si tu maceta de madera no es de buena calidad o es madera blanda, puedes ver un par de consejos para su mantenimiento en macetas de interior.

Además de esto, hay otros tipos de macetas que comúnmente se utilizan en el interior, pero también son aptas para el exterior, por ejemplo, las macetas de plástico, que normalmente se suelen usar como maceta base o maceta principal de la planta, y luego introducir ésta dentro de otra maceta de mayor dimensión de otros materiales más adecuados para el exterior.

Y también aquellas de plástico más duro, por lo general en tamaño medio-grande (y no tamaño grande), se suelen usar para plantas altas y de volumen delgado. El color más vendido en este tipo de maceta es el blanco, seguido del transparente (como imitación al cristal) y el negro en última instancia.
También se suele usar el plástico duro para fabricar macetas de imitación a otros materiales, por ejemplo, imitando a la madera, el corcho, el vidrio o el mármol.

macetas para jardin

Otras macetas realizadas con plástico duro son las trenzadas para darle el efecto del mimbre.

Lo bueno de este tipo de macetas, es que a diferencia de las demás citadas, no suelen pesar apenas y son fáciles de mantener pues no suelen estropearse con facilidad, de ahí que se utilice como imitación a materiales de mayor calidad y a precios, por lo general, bastante económicos.

Existen también más tipos de macetas a precios muy asequibles, como las de acero inoxidable, que tienen una muy buena duración a pesar de las malas condiciones climáticas a las que se expongan.

Hay que tener en cuenta que elegir una maceta para el exterior conlleva mayores riesgos que si elegimos macetas para el interior, pues la exposición que van a recibir es distinta en cada caso.

Si estás pensando en comprar macetas para el exterior, te aconsejamos que te informes bien de cuál es el material más adecuado para tu planta y en dónde debes colocarla para que ni la planta ni la maceta sufran daños o deterioros.