Saltar al contenido
MejorPlanta

Semillas de Lino

En estos últimos años, el mundo de la alimentación ha cambiado y ¡menos mal! Ya que, abrir nuestra mente a “nuevos productos” que vamos recuperando desde antiguas civilizaciones, ha hecho posible que conozcamos, por ejemplo, los llamados súper alimentos, los cuales esconden dentro de sí distintos elementos esenciales para nuestro organismo.

Uno de los redescubrimientos más populares ha sido la semilla de lino, también conocida como, semilla de linaza, planta que ya se sembraba hace siglos en China o el Antiguo Egipto, entre otros.

linaza

Estas pequeñas semillas nos ofrecen una gran fuente de fibra y ácidos grasos omega 3, aliados elementales en la búsqueda de una buena salud; ya que, sumado a su enorme poder antioxidante, las semillas de lino han demostrado potencial en la reducción de la posibilidad de sufrir cáncer, diabetes y, sobre todo, enfermedades cardiovasculares.

Y es que, como te decíamos, el lino es algo que hemos recuperado de una época muy lejana a la nuestra. De hecho, el rey Carlomagno, ya en el siglo VIII confiaba hasta tal punto en el poder sanador de estas semillas, que obligaba a sus súbditos a consumirlas.

Tantos años de margen entre él y nosotros, solo han conseguido demostrar que el rey tenía razón: las semillas de lino pueden ser de gran ayuda para tu salud, si sabes cómo incluirlas en tu dieta. Además, es un superalimento que te resultará muy sencillo incorporar a tus comidas, por lo que no es de extrañar que sea uno de los iconos de la alimentación sana en la actualidad.

Para conseguir exprimir al máximo los beneficios que las semillas de linaza nos ofrecen naturalmente, es muy importante que conozcas todas sus propiedades, así como sus contraindicaciones.

¿Cómo tomas tus semillas de lino?

Si ya te has convencido de la enorme ventaja que supone incorporar este nuevo alimento en tu dieta, quizás te plantees cómo tomar semillas de lino para aprovechar todas sus propiedades. Una de las dudas que más suelen surgir al empezar con el lino, es si la semilla de lino es más beneficiosa entera o molida.

Bien, debes saber que en ambos casos la recepción de elementos es la misma; sin embargo, sí es verdad que puede resultarte más fácil incluir las semillas de linaza molidas en tu alimentación, que enteras.

En el caso de que las compres enteras, podrás añadirlas a todo tipo de comidas, sobre todo como complemento – junto con otro tipo de semillas – para que una ensalada completa, sea más rica y nutritiva. No obstante, la manera más común que existe de tomar este remedio natural, es añadir las dos cucharadas de lino directamente en un vaso de agua tibia, dejarlo reposar durante toda una noche, y tomarlo al día siguiente en ayunas.

Si prefieres las semillas de lino en polvo, bastará con que añadas una cucharada a cualquier salsa, o a una taza de leche y lo remuevas. Otra buena opción puede ser añadirla a un yogur, junto con cereales o fruta, u hornear tu comida con polvo de lino por encima.

Pero, cuidado, el lino es una fuente de fibra bastante potente, por lo que, al igual que con todas las demás, deberás mantenerte muy hidratado cuando la tomes. Beber mucha agua es esencial, sobre todo para que las semillas cumplan su función principal.

¡Recuerda! Aunque es un alimento completamente natural, si padeces alguna afección crónica o de gravedad, consúltalo con tu médico antes de incorporar nada nuevo a tu dieta.

Semillas de lino: Propiedades

En este punto, ya sabemos qué es el lino y cómo tomar las semillas de lino, pero aún no conocemos las propiedades de estas semillas. ¿Por qué se han convertido en uno de los famosos superalimentos?

Para empezar, debes saber que los beneficios que ofrece esta maravillosa planta no se centran en un solo punto, si no que hacen un papel multifuncional, ayudándote con distintos problemas: desde problemas de estómago, hasta estrés o ansiedad.

Las semillas de linaza son un gran diurético, ¡despídete de la retención de líquidos!, además, como te comentamos antes, son una fuerte fuente de fibra, lo que nos lleva a la principal función que ha tenido esta planta en la historia: aliviar o evitar el estreñimiento. lino propiedades

Por ello, no es una locura que el lino cada vez tenga un hueco en la dieta diaria de más personas. Y es que, con su altísimo contenido en fibra, estas semillas harán efecto en tu salud al poco tiempo de empezar a tomarlas, posee un don antioxidante y purificador, que te llevará a un estado de bienestar y de buena salud.

El lino es un alimento vegetal, por lo que es muy sorprendente la gran carga en ácidos grasos omega 3 que posee. Esta le otorga a la planta una capacidad antiinflamatoria, que, según estudios, podría ser muy eficaz a la hora de reducir el colesterol.

Pero, ¡no nos quedamos solo ahí! La semilla de lino es un alimento rico en vitaminas B, C y E. Esto nos conduce a una de las mayores ventajas que supone incorporar el lino en nuestra alimentación, su aporte de vitaminas te hará sentir vital, con una energía que quizás sentías que habías perdido.

Además, sus componentes se alinean para ayudar también a nuestro sistema nervioso, por lo que será útil para combatir la ansiedad o el estrés. Por ende, también puede resultar eficaz contra el síndrome premenstrual.

Gracias a la vitamina C, que le aporta su poder antioxidante, tomando semillas de linaza notarás que enfermas menos, ya que regenerará las células del sistema inmunitario, ¿imaginas una primavera sin sufrir un constipado? El lino será tu mejor vacuna.

Además, el lino o linaza es usado también en cosmética por su poder hidratante, sus propiedades ayudan en el crecimiento y refuerzo del cabello, cualidad de esta semilla que cada vez se está conociendo más.

¿Qué beneficios reales aportará el lino a tu vida?

Más allá de las propiedades que esconde esta maravillosa planta, las semillas de lino son útiles para muchas más afecciones que nada tienen que ver con el estreñimiento.

Por ejemplo, pueden ser de gran ayuda para la diabetes, ya que actúan como un regulador natural del sistema digestivo al completo, lo que puede ser una gran ventaja para controlar los niveles de insulina en sangre.

Sus enzimas digestivas, con grandes poderes antioxidantes, facilitarán tu digestión, tu tránsito intestinal dará un giro de 180º a mejor. Además, su alto contenido en minerales como magnesio, potasio, calcio o magnesio, te proporcionarán distintos beneficios a nivel físico y mental, tu salud se verá revitalizada. Por ende, también suponen una gran ventaja para prevenir trastornos por ansiedad o depresión.

Estas campeonas en omega 3 podrían aportarte toda la cantidad de este nutriente que necesitas diariamente, con solo 15 gramos, la mitad de la dosis recomendada. ¿A qué esperas para prosperar y mejorar tu alimentación? Sobre todo, si sufres problemas cardiovasculares causados por el colesterol, ¡esta es tu semilla!

Semillas de lino: Contraindicaciones

Teniendo en cuenta que el lino es un alimento completamente natural, puede resultar obvio que, tomando una dosis dentro de la normalidad, las semillas de lino no suponen ninguna peligrosidad. No obstante, nada suele resultar bueno en exceso, y el lino es la excepción a la regla: en grandes dosis, puede tener distintas contraindicaciones que debes conocer antes de incorporarlo a tu dieta.

Uno de los síntomas adversos que puede causar el lino son gases o hinchazón abdominal, lo que sucede por su alto contenido en fibra. Por lo mismo, superando la dosis recomendada al día, – 30 gramos, normalmente – podría provocar diarrea o dolor de estómago, tenemos que tener en cuenta su gran efecto laxante, el cual es la principal razón por la que acudimos a las semillas.

En el caso de que quieras tomar semillas de lino en el embarazo, podrás hacerlo, siempre y cuando no superes la dosis diaria, ya que en ese caso podría convertirse en un elemento contraproducente para tu salud. Opta por un consumo más moderado durante la época de lactancia.

El lino queda completamente prohibido en casos de hemorragias provocadas por trastornos en la coagulación de la sangre.

Si existe un problema en la rapidez de la coagulación, las semillas de lino podrían ser bastante peligrosas, ya que ponen en alto riesgo el correcto funcionamiento del corazón, sobre todo a largo plazo.

Si crees que las semillas de linaza podrían ayudarte, pero no estás seguro de los efectos adversos que podría causarte, consúltalo con tu médico antes de hacer nada.

Por último, existe una contraindicación de las semillas de lino que, si bien es algo que no supone demasiada peligrosidad, también es importante tenerlo en cuenta. Las semillas que no están maduras pueden resultar venenosas; ya que, en ese estado, contienen una pequeña cantidad de cianuro y, aunque nuestro cuerpo puede neutralizar esta sustancia en pequeñísimas dosis, es un punto a considerar.

¿Cómo aliviar el estreñimiento con semillas de lino?

Las semillas de lino son, literalmente, uno de los alimentos que más contenido en fibra tienen del mundo. Esto es algo que agradecerá enormemente el tránsito intestinal, ya que la función más conocida de este maravilloso superalimento es la de aliviar o prevenir el estreñimiento. Y es que, para algunas personas que padecen problemas digestivos crónicos, resulta esencial contar con un aliado natural que nos ayude a terminar con el malestar que supone.

Deberás consultar con un especialista antes de empezar, pero una vez te den luz verde, podrás comenzar con las increíbles ventajas que te aportará esta planta. Incorporar semillas de lino en tu dieta, te facilitará la vida diariamente, ya que te ofrecerá la posibilidad de encontrarte bien al 100%, sin presión y de manera completamente natural.

Si tu problema es puntual, y necesitas resolverlo rápidamente, añade dos cucharadas de semillas de lino o linaza en un vaso de agua tibia y tómalo. También puedes licuarlo en batidos, junto con más elementos con fibra como espinacas o piña.

Adelgaza con la ayuda de las semillas de lino

¿Tienes unos kilitos de más que no consigues quitarte de en medio? El lino podría ser el empujoncito final que necesitas para eliminarlos de una vez por todas.

Las semillas de linaza son ideales para cualquier tipo de dieta, porque además de suponer la fuente de fibra perfecta para todos, crear sensación de saciedad y fomentar la buena digestión, también aporta una gran dosis de ácidos grasos omega 3, lo que reforzará aún más esos esfuerzos que haces a diario por bajar de peso.

Y es que, el lino no solo nos da beneficios a nivel físico, sino que también supone un gran reforzador mental, ya que favorecerá a tu salud neurológica, evitando sentir el vacío o la ansiedad por la comida de los primeros días de dieta.

Si no buscas adelgazar en sí, si no que quieres darte a ti mismo un día détox y desintoxicarte de distintas comidas poco saludables, hay una opción perfecta para ti. Deja macerando un par de cucharadas de semillas con agua, y cuando estas hayan soltado su aceite, añádelo a un batido con frutas y leche de coco. Este brebaje funcionará como limpieza de colon natural, por lo que también podrás crear una rutina semanal y consumirlo una vez a la semana, lo que también es una gran forma de perder peso con ayuda del lino, evitando los gases y la hinchazón.

¿Cuál es la diferencia entre las semillas de lino y las semillas de lino dorado?

Realmente, la principal diferencia que distingue estos dos tipos de semilla, es su sabor. Mientras que las semillas de lino o linaza aportan un sabor suave a los alimentos, casi indetectable, las semillas de lino dorado darán un sabor mucho más fuerte a tus platos.

Las semillas de lino dorado suelen usarse enteras en comidas saladas, como ensaladas o cremas, su color las hace más atractivas a la hora de poder incluirlas en todo tipo de platos, lo que hace que sea accesible hasta para los niños. Las semillas de linaza molidas en batidos o en agua directamente. Pruébalas por ti mismo, todo es cuestión de gustos, ¿no?

Además, las semillas de lino también son una fuente de omega 3 más potente que las semillas de lino dorado, por lo que su combinación suele ser el acierto a la hora de incluirlas en tu dieta, tú eliges.

¿Ya te has convencido? Las semillas de lino se convertirán en tus mejores aliadas en la cocina, y en las mejores amigas de tu digestión. No te quedes atrás en el mundo de los superalimentos, y no prives a tu cuerpo de esta maravillosa planta.

Si todavía dudabas de las maravillas que nos regala la naturaleza, el lino ha llegado para hacerte cambiar de idea, y aportar distintos beneficios a tu salud, ¡no esperes más para probarlas!